Mayo 5, 2021

“Mis palabras”
En 1996 entré a trabajar a una empresa y fue un desafío pues todos mis compañeros de trabajo no creían a Dios pues no le servían; Al principio fue duro pero recuerdo que Dios en una madrugada me dijo solo guarda tus palabras y en su tiempo éstas darán un fruto. El día de ayer fue impactante para mi vida, recibí una llamada desde un hospital y era la esposa de uno de los compañeros de trabajo que había tenido en esa empresa por 21 años, me dijo estas palabras: a lo mejor no me conoce pero soy la esposa de uno de los compañeros de trabajo que tuvo años atrás y y mi esposo necesita ayuda pues dice que usted es la única persona en quien él podría confiar Pues él cuenta qué usted no almorzaba por hablarles la palabra mientras ellos comían, y dice que un día le dijo ¡Brother!porque no come mejor en vez de estar gastando su tiempo en nosotros y dice que su respuesta fue habrá tiempo para comer pero este es el único tiempo que ustedes me pueden escuchar; es por eso que él quiere verle y hablar con usted; en ese momento sólo pude levantar mi vista al cielo y decir gracias señor pues no importa cuánto tiempo pase tu palabra nunca regresa hacia tu presencia, ya pude hablar con este excompañero de trabajo y sé que pronto lo tendremos sirviendo al señor, sé que Dios se glorificará extendiendo sus años de vida. Nosotros no podemos hacer nada por nosotros mismos, el apóstol Pablo decía en 1 Corintios 15:10 pero por gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo,…. y en 2 Corintios 1:12 que la gloria en la que debemos glórianos es el testimonio de nuestra conciencia por medio de la sabiduría de la gracia de Dios. Mi consejo en esta mañana es que no te canses de hacer el bien que Dios te ha encomendado, por muy pequeño que creas, sí esto glorifica a Dios él dará fruto a su tiempo. A lo mejor no veas resultados pronto, pero créeme que Dios sigue trabajando; recuerda guarda tus palabras pues son el testimonio de vida en quien tu crees. aleluya!
Pastor William Recinos.

Mayo 4, 2021

¡ CUIDADO!
Cuantos hemos visto esta advertencia a lo largo de nuestra vida, en las carreteras, en productos que utilizamos diariamente, en lugares que visitamos etc. Creo que cada uno de ellos han sido con el propósito de guardar nuestras vidas de una y otra manera las advertencias están por donde quiera, pero aún viendo las muchas veces no tomamos el cuidado necesario para obedecerlas. De hecho hay cajas de cigarrillos qué dicen: ¡cuidado esto produce cáncer! Pero eso no ha parado sus ventas y cada vez mueren miles y miles de personas por el cáncer en sus pulmones y podría mencionar muchos más de los cuales vemos a través de la televisión o carteles publicitarios. Pero qué tal con las advertencias que el señor ha dejado en su palabra para que andemos en ellas, pues hay muchísimos carteles gigantes de advertencias que están en la palabra del señor y hacemos caso omiso al respecto. En Hebreos 3:7-19
“ Si oyereis hoy su voz” Ésa es una advertencia. Allí mismo encontramos otra: “No endurezcáis vuestros corazones”
En el 15 vuelve a decirlo: “ Si oyereis hoy su voz” Creo que a lo largo de la escritura vamos a ver estas advertencias tal como en el salmo 95:8 “ no endurezcáis vuestros corazón” Amados hagamos caso a las advertencias, Dios nos ha dejado su palabra para guardarnos y caminar en ellas debemos de buscar el gozo del señor todos los días pero pasemos por alto cada uno de sus mandamientos pues son vida y paz aleluya!
Pastor William Recinos

Mayo 3, 2021

Al Dios a quien servimos.

Cuántas veces hemos procurado vivir una vida sin tomar en cuenta a Dios, difícil es pensar qué estamos solos sin que nadie conozca nuestro proceder, pero hay un Dios todopoderoso que todo lo ve y todos lo sabe. Dios liberta a su pueblo y lo lleva siendo libre hacia una tierra prometida, pero éste se aparta y empieza ha desviarse dejando a un lado a su libertador; en Jeremías 30:1 en adelante vemos como Dios le recuerda a ese pueblo qué la cautividad en la cual se encontraba fue por la dureza de su corazón, la maldad y el pecado en que había caído, Y le dice Dios: no hay quien juzgue tu casa para sanarte; no hay para ti medicamentos eficaces Y le dice ¿por qué gritas a causa de tu quebrantamiento? Pero ese Dios lleno de misericordia le dice en el verso 17 mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová porque desechada te llamaron diciendo: esta es Sion, de la que nadie se acuerda. Esta palabra me da esperanza pues cuántas veces hemos fallado y muchas veces el enemigo hace creer que ya no hay solución tanto en nuestra vida física como en la espiritual; yo quiero impartir fe y esperanza en ti esta mañana y recuerda qué ese Dios a quien servimos está lleno de misericordia y se derrama cada mañana, el problema no es el pecado que hemos practicado, si no el no arrepentirnos y quedarnos fríos sin reconocer que la solución está en ver hacia arriba. El salmista canta en el salmo 121:1-2 Y dice alzaré mis ojos a los montes; Si te das cuenta aquí el está tomando una acción de búsqueda en su desesperada aflicción, y luego al ver las imposibilidades a su alrededor dice: ¿ de donde vendrá mi socorro? Y es ahí donde el recón no sé que sólo hay una salida y es poder ver hacia arriba y sigue diciendo con una afirmación. Mi socorro viene de Jehová que hizo los cielos y la tierra. Ahora quiero que puedas ver conmigo como David depositaba toda su confianza en Dios reconociendo qué si su creador también había hecho los cielos y la tierra significaba que la magnitud de su poder es indescriptible y eso daba la seguridad que podía clamar a Jehová en todo momento y Él estaría a su rescate.
Levanta tu cabeza hacia arriba pues tienes a Dios de tu lado, aleluya!
Pastor William Recinos.

Mayo 1, 2021

“Hacer equipo”
Cuándo estaba en mi adolescencia me gustaba mucho el fútbol, los fines de semana por la tarde casi siempre habían eventos futbolísticos y a veces jugaba, recuerdo uno de los jóvenes con los que jugaba decía: ¡ si estuviera en un equipo jugara con todo! , Él era un buen prospecto, jugaba muy bien pero siempre se limitaba pues no veía otros jugadores a su nivel o el lugar grande como para poder desarrollarse. Dios ponía ese pensamiento esta mañana al recordar este evento pues en nuestra vida cristiana muchos de nosotros nos limitamos a desarrollarnos conforme al deseo y propósito de Dios; casi siempre actuamos de acuerdo a lo que vemos y a lo que nos rodea, si vemos a alguien que nos anima nos animamos, si alguien nos pide ayuda ayudamos, si alguien nos ve mal nos desanimamos, si no te dicen buen trabajo desistes de seguir haciendo y hay muchas formas de las cuales fallamos y lo digo por experiencia, pero Dios nos ha creado con todas las cualidades necesarias para poder triunfar en todas las áreas tanto naturales como espirituales, ahora bien el equilibro debe de ser el reconocimiento que el fin de todo debe de glorificar a Dios. Esto debe de causar que ocurra en nosotros el deseo de tomar la iniciativa pues ya somos motivados por el mismo creador, dándonos un lugar muy especial Al llamarnos coherederos juntamente con su hijo Jesucristo. Cuándo Jesús ordenó a sus 12 discípulos, los reúne y les dice en Mateo 28:18 toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del padre, del hijo, y del espíritu Santo enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado y aquí que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Mateo 28:18-20. Te das cuenta que Jesús formó un equipo y todo lo que este grupo de hombres necesito fue haber creído en ese nombramiento que estaban recibiendo, así como el apóstol Pedro y Juan andaba por las calles predicando y en ausencia de Jesús sanaba enfermos Y se hacían múltiples milagros. Nosotros también formamos parte de ese equipo y Jesús ya nos ha dado un nombramiento en la cual ¿porqué seguimos excusándonos el desarrollo divino que él desea para nuestra vida eterna?, El apóstol Pablo exhorta a la iglesia de Filipo en Filipenses 1:27 les dice, solamente que os comportéis como es digno del Evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, O que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, compartiendo unánimes por la fe del Evangelio. Debemos de levantarnos bajo este llamado y unánimes poder alcanzar a muchos qué todavía no reconoce a Jesús como su salvador, no es el trabajo del pastor, o del evangelista, o del doctor en teología; El nombramiento lo has recibido tú después de haber recibido el espíritu de Dios.
Yo soy de tu equipo y quiero trabajar contigo para desarrollarnos en el propósito de Dios para nuestra vida. Que dices tu? Aleluya!